EL PERÍODO DE PRUEBA: TODO LO QUE HAY CONOCER

 

205-Contrato-de-Trabajo-por-Tiempo-Indeterminado-con-Periodo-de-Prueba-350x198Como viene siendo habitual en este blog, los temas tratados son eminentemente prácticos, y en el artículo de hoy abordaré un derecho consignado en la gran mayoría de los contratos laborales, como es el período de prueba, regulado en el artículo 14 de la Estatuto de los Trabajadores, un derecho que tienen las dos partes presentes en el contrato, Empresa y trabajador.


Conceptualización del período de prueba

El período de prueba es el tiempo concertado por el trabajador y el empresario durante el cual cualquiera de ellos puede dar por finalizada la relación laboral sin preaviso, sin necesidad de alegar causa, sin derecho a indemnización y sin necesidad de ningún requisito formal de comunicación, salvo pacto en contrario.

Finalidad

Según enuncia el artículo 14 del Estatuto de los Trabajadores, el empresario y el trabajador están respectivamente, obligados a realizar las experiencias que constituyan el objeto de la prueba.

A pesar de la naturaleza bilateral de este derecho, en la práctica, satisface más a los intereses del empresario, que es quien, suele extinguir el contrato por no superar el periodo de prueba.

Por tanto, podemos afirmar que la finalidad del período de prueba, es conocer las aptitudes profesionales del trabajador, y consecuentemente, una vez agotado este plazo y sin que se haya producido el desistimiento, el empresario no podrá alegar la ineptitud del trabajador como causa de un hipotético despido.

Conformación del derecho

Su establecimiento es optativo y de acordarse, se fijará por escrito en el contrato, pero en caso de no ser consignado se considera que no existe tal período de prueba.

Cabe señalar que existe la posibilidad de pactar la supresión del período de prueba o establecer periodos inferiores a los fijados legalmente, pero nunca periodos de prueba por tiempo superior al establecido en el convenio colectivo.

Duración

La duración del mismo es la pactada en contrato, sin que pueda superar los límites establecidos en el convenio colectivo de aplicación, y en defecto de pacto en convenio, la duración del período de prueba no podrá exceder de los siguientes umbrales:

  • En empresas de más de veinticinco trabajadores, no podrá exceder de seis meses para los técnicos titulados y de dos meses para los trabajadores que no sean técnicos titulados.
  • En empresas de menos de veinticinco trabajadores, no podrá exceder de tres meses para los trabajadores que no sean técnicos titulados.
  • En el caso de los contratos temporales de duración determinada concertados por tiempo inferior a seis meses, no podrá exceder de un mes.
  • En el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores el período de prueba será de un año.
  • En los contratos de prácticas, el período de prueba no podrá ser superior a un mes para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que estén en posesión de título de grado medio o de certificado de profesionalidad de nivel 1 o 2, ni a dos meses para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que están en posesión de título de grado superior o de certificado de profesionalidad de nivel 3.


Interrupción del período de prueba

La situación de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, adopción o acogimiento, riesgo durante la lactancia y paternidad, que afecte al trabajador durante el período de prueba interrumpe el cómputo del mismo, siempre que se produzca acuerdo entre ambas partes.

Efectos del derecho

El período prueba genera una serie de derechos y obligaciones para ambas partes:

  • Durante el período de prueba, el trabajador tendrá los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que ocupa como si fuera de plantilla, excepto los derivados de la resolución de la relación laboral, que podrá producirse a instancia de cualquiera de las partes durante su transcurso.
  • Transcurrido el período de prueba sin que se haya producido el desistimiento, el contrato alcanzará plena vigencia, y se computará a efectos de antigüedad el tiempo de los servicios prestados por el trabajador.
  • El trabajador que finalice la relación laboral por un período de prueba no superado a instancia del empresario, tendrá derecho a prestación por desempleo siempre que la relación laboral anterior se haya extinguido hace más de tres meses, y en caso de no haber transcurrido este tiempo, la extinción se debería haber producido por un causa no imputable al trabajador, despido o finalización de contrato.

Nulidad

El período de prueba se considerará nulo y por tanto, improcedente la extinción del contrato, cuando:

  • La duración del mismo exceda de los límites legales.
  • Si el trabajador hubiera desarrollado y desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa, bajo cualquier modalidad de contratación.
  • No se haya recogido por escrito.


Como siempre, espero que haya servido de utilidad del artículo.
BC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s